Fundacion Labaka, Land is Life y Acción Ecológica
presentan informe sobre tala de madera y cacería ilegal en la ZITT

Durante el recorrido que realizara la Fundación Alejandro Labaka, (FAL) en conjunto con organizaciones como Acción Ecológica, Land is Life (LISL), AMWAE y miembros del Pueblo Kichwa Sarayacu, Pueblo Zápara, por las riberas del Shiripuno, Cononaco y Curaray, se constató con preocupación el avance de la tala de madera y la cacería ilegal en la frontera sur del Parque Nacional Yasuní, así como en la Zona Intangible Tagaeri Taromenane.

Con el apoyo invaluable de la comunidad de Baameno y su líder Penti Baihua, se recorrió varios transectos entre el Rio Cononaco y Curaray, descubriendo que la tala ilegal y la cacería masiva en la zona se está llevando a cabo por parte de agentes peruanos ilegales.

Penti Baihua junto a una nutrida delegación de Baameno señaló que esta actividad pone en riesgo la vida de los pueblos en aislamiento.

“Yo me pregunto, los Tagaeri-Taromenane donde van a vivir si el Estado no protege, si el Estado no cuida, no vigila en esta zona. Hemos visto puestos abandonados, guardianía y puestos militares que no funcionan y la madera sacan, y todo animales van muriendo, van matando. A nosotros nos presionan el territorio para dejar entrar petroleras y este territorio que es Parque, que en realidad es territorio de mis abuelos, es un territorio que queremos cuidar. Si el Estado no hace su trabajo, nosotros decimos, deja que las comunidades hagamos nuestro trabajo”

En sus declaraciones, Penti Baihua se refirió al abandono de las guardianías de Ceilán y al estado lamentable del destacamento militar de Cononaco. La misión de observación de la FAL, Acción Ecológica y LISL constataron el estado de abandono de la zona por parte de funcionarios de control.

David Suárez, coordinador de Pueblos de la FAL recordó que cuando inició la explotación de los bloques 31 y 43 en pleno Parque Nacional Yasuní, el Gobierno ofreció mejorar el control y manejo técnico del Parque.

“Se han hecho inversiones que hoy están deterioradas debido a la falta de recursos y personal disponible para acometer el patrullaje en las zonas críticas donde se está depredando la madera y los recursos faunísticos del YAsuní.”

La FAL advirtió de que los choques entre aislados y madereros pueden ser inminentes y dar lugar a tragedias como las vividas anteriormente en la zona de Shiripuno y Cononaco Chico.

Las tres organizaciones organizaron un bien documentado informe  que localiza y evidencia los puntos críticos de la Tala que fueron verificados por la Misión de Verificación.

La repercusión ha sido inmediata. Varios medios de comunicación presentaron la noticia y algunos medios internacionales han dado amplia difusión a esta problemática.

Desde el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, así como en el Ministerio de Ambiente se refirieron al tema señalando que en el actual gobierno harán todos los compromisos necesarios para evitar la Tala Ilegal.


Otras Fuentes

Powered by OrdaSoft!

Rocafuerte y 6 de Diciembre
Francisco de Orellana (Ecuador)
+593 06 288 1645

000001213